Death Note: un anime imprescindible (análisis)

latest

Imagen promocional del anime.

FICHA TÉCNICA

Título original: Death Note
Autores: Tsugumi Ōba (historia), Takeshi Obata (dibujo)
Fecha de estreno: octubre 2006 – junio 2007 (finalizado)
Nº capítulos: 37
Género: shonen, thriller psicológico, policíaco, fantasía
Desarrollador: Madhouse
Seiyuus: Mamoru Miyano, Kappei Yamaguchi, Aya Hirano, Noriko Hidaka, Sasaki Nozomu


 

El hecho de que yo reseñe Death Note puede no ser lo más apropiado, puesto que me cuesta mucho ser objetiva con este título. Ésta fue la serie que me inició en el mundo de la animación japonesa hace ya unos años, y sufrí lo que muchos conocen como el síndrome post-DN. Y es que cuando acabas una serie tan buena, es muy difícil encontrar otra que esté a su altura, porque lo cierto es que tampoco abundan. Así que hoy intentaré ser crítica para explicaros por qué Death Note es uno de los mejores animes de los últimos tiempos, ¡y sin spoilers!

 

Un argumento que obsesiona

Death_Note_How_To_Use_I_by_XxOngakuxX

Instrucciones de uso de la Death Note. Fuente: deviantart.com

Light Yagami es uno de los mejores estudiantes de Japón y está a punto de acabar el instituto. Un día encuentra por casualidad un cuaderno de color negro con las letras “Death Note” en la cubierta, que incluye unas extrañas instrucciones de uso. La primera regla es “aquel cuyo nombre sea escrito en el cuaderno, morirá”. Light desconfía de los poderes del cuaderno, pero su opinión cambia cuando escribe un nombre en él y dicha persona muere. Asqueado de la sociedad que le rodea, decide iniciar una justicia por su mano y sentenciar a aquellos criminales que lacran el mundo. Pero todos esos asesinatos no pasarán por alto para la policía japonesa, que desesperada contactará con uno de los detectives privados más famoso del mundo: L. ¿Podrá Light, renombrado como Kira por los medios, continuar su tarea de limpiar el mundo?

Esto es, a grandes rasgos, el argumento del que parte la serie en los primeros capítulos. Sobra decir que lo que realmente nos mantendrá atentos a la pantalla es el rifi-rafe entre Light y L: ambos poseen unos coeficientes intelectuales de altura, y se pasarán buena parte de la serie intentando adelantarse al otro y prediciendo los movimientos del contrario.

 

Personajes que invitan a la reflexión

Uno de los puntos fuertes de Death Note es que es una serie que invita a reflexionar. Por una parte, tenemos a Light, el típico estudiante perfecto que lo hace todo bien, que tras encontrar el cuaderno pretende ajusticiar a todos los criminales del mundo. Light se toma la justicia por su mano, pero ¿se puede afirmar que sus ideales no sean nobles?

Light Yagami pasa de ser el bueno a ser el malo en muy pocos capítulos, ya que al final sus ideales también se ven corrompidos por culpa del poder que maneja. A pesar de que mi inclinación es total e indudablemente pro-L, Kira me parece el personaje con más evolución lógica de toda la serie. Al comienzo vemos a un joven que se mantiene imperturbable en distintas situaciones de presión, y que a medida que las enfrenta y supera, se vuelve más confiado y orgulloso (acaba llamándose a sí mismo “Dios del nuevo mundo”). Especialmente en la segunda mitad de la serie, vemos cómo Light se vuelve loco paulatinamente y empieza a cometer fallos, pasando por alto detalles cruciales que pueden costarle caro.

Light-and-L-funkyrach01-16395907-1280-1024

La rivalidad entre Light y L, el punto clave de la serie. Créditos de la imagen a funkyrach01.

Por otro lado, L es el personaje totalmente opuesto a Light. Su salvaje apariencia y sus extrañas manías le convierten en el típico genio excéntrico que siempre da con la idea adecuada. L es un personaje muy carismático y que despierta rápidamente la simpatía del público, y que gracias a su inteligencia es capaz de luchar mano a mano con Kira, a pesar de partir en clara desventaja (por deciros algo, L ni siquiera sabe de la existencia de los Death Note).

Resulta muy positivo que, a pesar de que el tema central sea la rivalidad de estos personajes que encarnan el bien y el mal, los personajes secundarios están bien presentes a lo largo de la historia. Misa Amane, una famosa modelo, se enamora perdidamente de Light y será manipulada por éste para sus propios fines. Matsuda, un compañero de trabajo del padre de Light, protagonizará algunos de los pocos momentos graciosos de Death Note, con un personaje inocente y con no demasiadas luces. Pero si existen personajes secundarios de obligada mención, esos son los shinigamis.

Death-Note-anime-18273615-701-385

Ryuk, el shinigami que acompaña a Light. Fuente: fotocaptura.

Los shinigamis son, según la cultura japonesa, dioses que invitan a los humanos a la muerte. En Death Note, los shinigamis son los portadores originales de los cuadernos y acompañan al dueño de éste. En la serie representan esa conexión con el mundo místico, y nos mantienen presente ese punto de terror y fantasía del que parte la serie. Además, Ryuk se convierte en uno de los personajes más entrañables gracias a su indiferencia y a su obsesión por las manzanas.

 

La música y el doblaje, de diez

La adaptación de un manga a una serie animada no siempre tiene un buen resultado, aunque en este caso hay que reconocerle el mérito a Madhouse. La animación del dibujo resulta muy precisa y fiel al manga, pero es la banda sonora original lo que acaba de convertirla en una obra magistral. Los distintos temas son capaces de reflejar la tensión entre protagonista y antagonista, los momentos críticos de la historia o los momentos más tenebrosos. Y qué decir de los dos openings y endings: los de la primera parte, de la banda japonesa Nightmare son optimistas e invitan a la introspección; mientras que los de la segunda parte, al mando de Maximun The Hormone, resultan caóticos y desesperados, muy acordes a los sucesos de la serie.

 

Mención especial a los seiyuus o actores de doblaje, cuyas voces casan a la perfección con las personalidades de los personajes. Mamoru Miyano (Zero en Vampire Knight, Death the Kid en Soul Eater, etc.) es para mí uno de los mejores seiyuus que hay en la industria del anime, y escuchar a Aya Hirano (Lucy en Fairy Tail) es siempre un placer.

 

¿Por qué gusta tanto Death Note?

A pesar de que me quedo sin espacio para hablar de todas las cosas de las que me gustaría, sí hay una conclusión clara. Y es que Death Note supuso una bocanada de aire fresco a la industria allá por el año 2006, disparando un fenómeno internacional del que muy pocos quedarán por conocer. Pero, ¿qué tiene esta serie que no tengan las demás? Desde mi punto de vista, creo que hay tres puntos fundamentales:

1) La inteligencia con la que se desarrolla el argumento de la historia: Death Note nos hace partícipe del constante tira y afloja entre Light y L, que nos presenta un reto de lógica y deducción ante el que es difícil quedarse indiferente.

2) La fuerte personalidad de los protagonistas: la dicotomía del bien-mal es muy recurrente y efectiva, y bien seas del team Kira o del team L, tendrás suficientes motivos para posicionarte a lo largo de los 37 capítulos.

3) Los toques fantásticos, contados y precisos, ayudan a transportarnos a una realidad paralela en la que fantasear con el poder de decidir sobre la muerte. ¿Y quién no quiere un shinigami?

Si alguno de vosotros ha leído este artículo y ya ha visto la serie, sabrá que me he dejado muchísimos detalles en el tintero. Pero coincidirá conmigo en que si 7 años después del fin de la serie alguno llega aquí sin spoilers, ¿para qué fastidiarle el placer de ver una serie tan buena?

 

Comparte si te gustóTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

Periodista musical en potencia y community manager. Creo que he visto todos los vídeos de gatos por haber en Youtube. ¡El Rey en el Norte!