El fenómeno Young Adult. Del papel a la pantalla

Como ya os contamos, la semana pasada se estrenó, generando una gran expectación, la primera parte de la conclusión de la saga Los Juegos del Hambre en su adaptación cinematográfica. El éxito que han supuesto obras como esta a nivel mundial ha hecho que las librerías tengan un género que causa furor y mueve mareas de fans en todo el mundo: el Young Adult.

Pero el fenómeno resultante de este éxito ha afectado tanto a la literatura como al cine, dando alas y fomentando el denominado género Young Adult, que cada día cuenta con más y más acérrimos lectores a lo largo del mundo y cuyas adaptaciones se rifan los mejores productores de Hollywood.

Aunque el mayor exponente en la actualidad de esta tendencia sea la trilogía de Suzanne Collins, lo cierto es que hay un claro origen de este fenómeno fan: Harry Potter.

 

¿Qué es el género Young Adult (YA)?

Portadas de libros Young Adult. Fuente: elaboración propia.

Portadas de libros Young Adult. Fuente: elaboración propia.

Pero os preguntareis qué es lo que define a este género. En términos generales, el  público al que se dirige, que es el mismo que le da nombre. Estamos hablando de una literatura destinada especialmente a adolescentes y que en general se caracteriza por una narrativa y fórmula sencilla y por un alto componente de romance en la trama principal. Es una literatura fácil de digerir que muchos jóvenes y no tan jóvenes devoran.

En este amplio género tenemos títulos tan conocidos como Harry Potter, Las Crónicas de Narnia, Bajo la misma estrella, Las Ventajas de ser un marginado, Hermosas Criaturas o la saga Crepúsculo entre cientos de otras.

Sin embargo,  Los Juegos del Hambre y sus astronómicas cifras marcan un antes y un después. Hablamos de una saga de tres libros que ha conseguido batir en ventas a la todopoderosa Harry Potter de J. K. Rowling alcanzando cifras récord. Se estima que su autora ha ganado alrededor de unos 60 millones de dólares gracias a la saga.

 

Subgénero: Las distopías juveniles

Portada del libro Divergente. Fuente:casadellibro.com

Portada del libro Divergente. Fuente: casadellibro.com

Actualmente, y a partir de la obra de Suzanne Collins, se ha generado una gran afluencia de libros que han creado un subgénero en concreto dentro del género juvenil, el de las distopías juveniles. Como su propio nombre indica, estos libros exploran cómo serían las sociedades del futuro desde una óptica pesimista, tras sucesos como guerras, revoluciones, desastres naturales o medioambientales, etc. Todo ello desde el punto de vista de un adolescente que, de una manera u otra, tiene sobre sus hombros el peso del futuro de esa sociedad.

Dentro de esta temática hay dos grandes protagonistas en los últimos años: Los Juegos del Hambre y Divergente, novela debut de la joven autora estadounidense Veronica Roth. Son dos sagas muy parecidas y con un esquema similar que, de hecho, establecen el guión de muchas otras obras:

1. Protagonista adolescente

2. Visión pesimista del futuro

3. Sociedad posguerra/poscatástrofe

4. Gobernantes villanos, con rasgos de tiranos o dictadores

5. Romance chica-chico

 

Portada del primer libro de la saga Cazadores de sombras. Fuente: casadellibro.com

Portada Cazadores de Sombras

Se podrán poner muchas otra claves, por ejemplo en ocasiones tenemos elementos sobrenaturales, pero con estas sentamos las bases para muchos de estos libros. Bajo estas mismas premisas tenemos otros exitosos libros como El Corredor del laberinto, The Giver, Legend, Delirium, La Selección, La trampa de los 18, Juntos, Cazadores de sombras, La quinta ola, etc.

Todos estos libros copan las listas de los más vendidos. De hecho escritores como la de Divergente, Veronica Roth, se encuentran en la lista de los autores con más ganancias de 2014 por delante de J. K. Rowling, G.RR Martin o la propia Suzanne Collins. Además es la escritora más joven (26 años) en la lista de autores más poderosos de Hollywood. En la misma encontramos otros autores del género como Suzanne Collins en el puesto 12; John Green, en quinto lugar y en primer puesto, J.K.Rowling.

Pero no hay que confundirse, esta literatura no sólo es consumida por los “jóvenes adultos” a los que se dirige. De hecho, según un estudio realizado en 2012 por Bowker Market Research el 55% de los libros Young Adult son comprados por personas mayores de 18 años. Además, los adultos de entre 30 y 44 representaron el 28% de todas las ventas y la gran mayoría de las veces compran esos libros para leerlos ellos mismos.

 

 

Adaptaciones a la gran pantalla

Pero no sólo en las librerías triunfa lo Young Adult. Así, poco después del estreno de la primera parte de las películas protagonizadas por Jennifer Lawrence, salieron otras como Hermosas Criaturas (2013) o Cazadores de Sombras: Ciudad de Hueso (2013). Ninguna logró los resultados deseados. La primera no tendrá adaptación del segundo libro de la saga mientras que en el caso de Cazadores de Sombras, aunque durante meses se aseguró que tampoco habría continuación, los fans consiguieron que se esté rodando Cazadores de sombras 2: Ciudad de ceniza. Como comenté antes, no ha sido hasta este año con la llegada de Divergente que se ha vuelto a producir un fenómeno parecido en el cine y, lo cierto, es que la fórmula parece calcada a la de Los Juegos del Hambre, hasta las actrices escogidas para los papeles protagonistas (Shailene Woodley y Jennifer  Lawrence) parecen llevar caminos parecidos en la industria. La película consiguió recaudar 289 millones de dólares en todo el mundo.

El fenómeno, sin embargo, no tiene vistas de terminar pues, también en este año se estrenaron otras dos pero con chicos protagonistas: The Giver y El corredor del laberinto, con diferentes resultados. The Giver, que se estrenó en agosto de 2014, obtuvo regulares resultados (consiguió recuperar la inversión pero no se espera segunda parte) mientras el film basado en la obra de James Dashner alcanzó el número uno en su estreno tanto de la taquilla española como en EEUU, con segunda película asegurada prácticamente antes del estreno de la primera. Una de las claves de su éxito es la elección del cásting con el adorado por los fans, Dylan O’Brien (Stiles en la serie Teen Wolf) y Kaya Scodelario (conocida por su papel de Effie en Skins).

A pesar del éxito que tienen la mayoría de estos libros, muchas adaptaciones a la gran pantalla e incluso a televisión, han fracasado. Una de las posibles causas quizás sea la saturación de los cines con títulos muy parecidos. Pero también la diferencia de calidad. Así, incluso si no eres fan de este género, podrás apreciar que no es lo mismo la película de El Corredor del Laberinto que, por ejemplo, la de Vampire Academy (otra adaptación que no tuvo buena acogida).

Un caso aparte es el del libro Delirium de Lauren Oliver. Durante meses se habló de una posible película, pero finalmente la cadena Fox anunció que iban a hacer una serie sobre los libros, protagonizada por Emma Roberts y Daren Kagasoff. Sin embargo, a la cadena no le convenció el piloto por lo que no se siguió rodando la serie y este episodio fue difundido de manera gratuita en Internet. Tras verlo, no me extraña que desecharan la idea. Yo me leí esta trilogía y, aunque los dos últimos libros no fueron muy allá, la adaptación es malísima.

Pero si hay un autor al que le han llovido las ofertas para llevar sus libros al cine ese es John Green. Tras la buena acogida de la película basada en Bajo la misma estrella, ya ha vendido los derechos y se están preparando las adaptaciones de otras dos obras suyas: Paper Towns protagonizada por la conocida modelo Cara Delevingne y por Nat Wolf y también de Looking for Alaska, que él mismo confirmó en este tweet.

Además otros libros juveniles como Oscuros (Fallen), de Kate Lauren, o La quinta ola, de Rick Yancey, también van a ser llevados al cine próximamente, mientras no paran de salir más y más libros del género que mueven a legiones de fans. Recientemente [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] publicó un [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] que hablaba sobre la calidad, o falta de ella, de la literatura juvenil. ¿Tú qué crees? ¿Los jóvenes deberían abstenerse de esta literatura o piensas que lo importante es hacer que la juventud lea y cada uno elija sobre qué quiere leer?

Comparte si te gustóTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

Persona humana más perdida que Frodo en Mordor, sin Sam. Grandes obsesiones: ESDLA, HP, GOT, TWD, Supernatural, DC y Marvel (entre muchas otras). Me encantan las cosas apocalípticas. no sé si eso quiere decir algo.