“Hoy es el lector quien decide si un libro es bueno” – Entrevista a Cristian Perfumo, creador de Ebrolis

Captura de pantalla de Ebrolis.

¿Dónde puñetas has estado toda mi vida? Fuente: captura de pantalla.

Aquellos que descubrimos el ebook sabemos lo poderosa que puede llegar a ser esta herramienta, dándonos un acceso prácticamente instantáneo a miles de libros de cualquier autor y en cualquier idioma. Y, sobre todo, pudiendo llevarnos todas nuestras lecturas a cualquier sitio en un espacio reducido. Se acabaron las vacaciones en las cuales tenías que elegir entre llenar la maleta con ropa o libros. Pero también sabemos lo difícil que es escoger entre tantísima oferta de ebooks; que a veces los precios, sobre todo en libros editados por editoriales, corresponden más a un ejemplar físico que a uno digital; y que, en muchas ocasiones, nos perdemos grandísimas historias por no ser capaces de encontrarlas entre la montaña de ebooks disponibles.

Para poner solución a todo eso nace Ebrolis, un servicio de email gratuito que, con tan solo indicar nuestros géneros favoritos, nos hace llegar cada semana a nuestra bandeja de entrada una selección de grandes ebooks en oferta o completamente gratis. De forma legal, tendremos a distancia de click aquellas historias que siempre hemos querido leer, aunque aún no lo supiésemos. Por otra parte, para los autores autopublicados y para las editoriales, es un trampolín hacia las manos de más de 15.000 posibles lectores.

Cristian Perfumo, cofundador, junto a Gerardo Mora, de la maravilla llamada Ebrolis.

Cristian Perfumo, cofundador, junto a Gerardo Mora, de la maravilla llamada Ebrolis.

Os estaréis preguntando ¿por qué razón una empresa así no ha aparecido hasta hace cinco meses? ¿Dónde estabas antes, Ebrolis? A esta y otras cuestiones nos responde Cristian Perfumo, cofundador de Ebrolis y escritor argentino afincado en Australia.

 

Kulturetas: En primer lugar, Cristian, muchísimas gracias por tu tiempo y por la oportunidad de entrevistarte.

Cristian: Soy yo el que te agradece, porque para nosotros es buenísima la difusión del servicio.

 

Vamos allá con las preguntas. La primera es casi obligada. ¿Cómo surgió la idea para crear Ebrolis?

Yo soy un autor independiente, así que tengo bastante experiencia en el tema de la publicación y la autopublicación, que como sabrás es un boom entre los autores últimamente. El problema de la autopublicación es que es difícil darle visibilidad a tu libro. Para un autor puede resultar muy frustrante pasarse años escribiendo y puliendo un libro, para luego ponerlo en Amazon y que no lo compre nadie, porque hay una marea enorme de obras.

Un ejemplo para que te des cuenta de lo importante que es la visibilidad: uno de mis libros, Dónde enterré a Fabiana Orquera, vende de dos a tres copias por día en Amazon. Y ya van dos veces que se convirtió en el Kindle Flash. El Kindle Flash es una promoción de Amazon en la que cada día pone cuatro libros rebajados y avisa por mail a sus suscriptores. Cuando Amazon hizo eso con mi libro pasé de vender dos copias a 360 en un día. Entonces eso te da una pista del problema de la visibilidad. Tu libro puede ser bueno, pero su calidad no te garantiza nada si no tiene visibilidad, y eso es lo que queremos lograr con Ebrolis.

Por otro lado, hace un tiempo que vivo en Australia y sigo la evolución del mundillo editorial anglosajón, que es como tener una bola de cristal que te dice lo que va a pasar en el mercado hispano dentro de uno o dos años. Entonces veo que todo el mundo en el mercado anglosajón está hablando de un servicio llamado Bookbub, que es básicamente lo mismo que Ebrolis pero para libros en inglés. Es una empresa monstruosa, con cinco millones de suscriptores y cuarenta y pico de empleados; y cada vez que un libro entra en BookBub, vende miles de copias.

Ebrolis nació inspirado en este servicio. Quisimos dar a los autores y las editoriales de libros en español la oportunidad de encontrar nuevos lectores.

 

Por lo que me dices entiendo que Ebrolis nació más para autores que se autopublican que para los lectores, cuando a estos también les prestáis un enorme servicio.

Sí, evidentemente los lectores son una parte fundamental para nosotros. La idea surge del problema de los autores para dar a conocer sus libros. Pero si nosotros, que recibimos cientos de libros cada semana de autores y editoriales que quieren promocionarse, le dijéramos que sí a todos, promocionaríamos cosas que claramente no les van a gustar a nuestros lectores. Con lo cual los suscriptores son nuestra prioridad número uno, porque si ellos no están contentos no abren el email, no descargan libros y el servicio no funciona. Y es muy fácil cansar a tus suscriptores. Si uno les manda libros de mala calidad, ellos dejan de darle valor a tu servicio.

Y luego la forma de monetización de Ebrolis es el pago de autores y editoriales que quieran promocionar sus libros con nosotros. Es un mercado doble, es decir, necesitamos buenos libros y necesitamos muchos lectores. Y la forma en la que los lectores estén más interesados en el servicio es enviarles únicamente ofertas o libros que tienen muy buena pinta y están a precios muy bajos. Y este es el valor que nosotros aportamos a nuestros suscriptores.

 

¿Cómo se financia un proyecto como Ebrolis? Tenéis un modelo freemium para escritores, ¿pero también utilizáis otros métodos como la afiliación de Amazon?

El otro método que tenemos, además de la promoción freemium, es la afiliación de Amazon, y en el futuro de otras tiendas, porque en este momento Ebrolis solo envía links de Amazon. Pero a través de la afiliación de Amazon recibimos unas comisiones muy bajas, porque los libros que promocionamos son gratuitos o muy baratos.

Quizás es importante aclarar dos cosas sobre la financiación: una es que no nos pagan por todos los libros que promocionamos. Lo más importante para nosotros es darles las mejores recomendaciones a los usuarios para que ellos sigan dándole valor a nuestro servicio. Entonces no nos pagan por todos los libros que promocionamos ni todos los libros que nos mandan y por los que nos quieren pagar son aceptados. De hecho tenemos que decir que no a más de la mitad, porque la cantidad y calidad de reviews que hay en Amazon y en otras tiendas, blogs, etc. no son suficientes como para creer que a nuestros usuarios les van a interesar. Entonces ahí reside lo que hace único a Ebrolis: el mail que enviamos cada semana tiene mucho mimo y mucho amor. No es que metamos ahí todo libro en oferta. Pensamos siempre si a nuestros usuarios les va a gustar recibir un libro así.

Y, por otra parte, no es necesario pagar para que promocionemos un libro en Ebrolis. Hay una modalidad gratuita y si la obra tiene buena pinta y demás, también la incluimos. Pero bueno, de alguna manera tenemos que financiarnos y la gente que nos paga tiene prioridad y les damos unas ventajas extra.

 

Como dice la mítica frase “So many books, so little time”. ¿Eres consciente de que Ebrolis lo hace todavía peor?

(Risas) Sí, claro que soy consciente. Yo mismo como lector tengo una lista de libros pendientes más larga de la que podría leer si me dedicara solo a eso durante muchos años. Pero otra manera de verlo es que un servicio como Ebrolis te ayuda a filtrar entre la marea enorme de libros que hay, aquellos que creemos que te van a gustar y que además no están muy caros. Pero sí, creo que es inevitable para cualquier lector tener una lista de libros pendientes mayor de lo que vamos a poder leer.

Cita de Cristian Perfumo, creador de Ebrolis. 

¿Cómo gestionáis la tremenda oferta de ebooks de Amazon? ¿Tenéis un software que ni en Matrix o a un equipo de duendes informáticos rastreando la red las 24 horas del día?

Los duendes ayudan un montón, sobre todo porque los explotamos, aunque no se enteren. Pero cuando ellos por algún motivo no funcionan, también tenemos un software especial diseñado por nosotros que se comunica con Amazon y nos dice qué libros hay, cuáles están en oferta… Este software filtra rápidamente libros que tengan buenas revisiones y buenos comentarios para hacer una criba inicial.

Pero a nosotros lo que más nos interesa son libros que estén baratos por tiempo limitado y supongan una oportunidad para el lector. Esas ofertas vienen de muchos lados. Los duendes se comunican por Twitter con los autores y las editoriales, y luego tenemos un formulario en nuestra web en el que pueden enviarnos los datos de los libros que están en oferta en cualquier momento.

Además estamos cerrando tratos con cada vez más editoriales para que nos manden un calendario de ofertas para promocionar. Hemos pactado ya con La Esfera de los Libros, Grieta Editorial o Ediciones Tagus, y estamos en negociación con muchas más. En definitiva, estamos yendo hacia un modelo en el cual autores y editoriales nos envían sus ofertas y de esa manera nosotros podemos seleccionar más fácilmente y promocionar mejores libros para nuestros lectores.

 

Quince mil suscriptores en cinco meses. Cualquiera diría que estáis arrasando.

Ebrolis está creciendo muy rápido, con un promedio de cien nuevos suscriptores por día, más o menos. Estamos súper contentos, la verdad es que no podemos creer la buena aceptación que está teniendo el proyecto por parte de lectores y escritores: los lectores nos dan casi cien suscripciones nuevas al día; los autores y editoriales nos agradecen mucho cuando les decimos que hemos promocionado su libro. Cada vez que mandamos un email hay varios tweets que dicen cosas como “Amo a Ebrolis” o “Desde que me suscribí a Ebrolis todo es mejor”; exageraciones de este tipo. Se siente mucho apoyo de la gente y de los autores, y tanto a mí como a mi socio Gerardo nos da un montón de fuerzas para seguir, porque no todo es color de rosa y hay muchos obstáculos que hay que superar constantemente.

 

Pero ¿por qué ha tardado tanto una plataforma como Ebrolis en ver la luz en el mercado hispano con el éxito que está teniendo?

Básicamente porque cuesta un montón de trabajo hacerlo. Detrás hay todo un trabajo de programación y también trabajo humano. Nosotros no enviamos una simple newsletter, nuestros emails son personalizados. Eso requiere un trabajo de programación complicado. Tanto mi socio como yo somos informáticos y lo hicimos todo nosotros, pero nos llevó mucho tiempo. El servicio está online hace cinco meses, y nosotros el primer pedacito de código lo escribimos en noviembre de 2014, así que llevamos un año y pico ya trabajando en el software que hay detrás.

Y eso es solo una parte. La otra es el trabajo humano de responder a escritores y editoriales, elegir los libros que se promocionan… todo eso requiere muchísimo esfuerzo antes de ver ningún tipo de compensación económica. Es por eso que no existía nada como Ebrolis, porque requiere mucha dedicación y es muy difícil de hacer.

 

Todavía seguís en fase beta. ¿A qué esperáis para lanzar el servicio completo? ¿Qué mejoras y cambios tenéis pensado implementar en Ebrolis a corto y medio plazo?

En cuanto a la fase beta, el factor determinante para nosotros es poder empezar a enviar ofertas para otras plataformas además de Amazon. En este momento todos nuestros suscriptores, incluso la gente que seleccionó otras tiendas, recibe solo enlaces a Amazon. En el futuro vamos ampliar a otras plataformas, todas las que están listadas cuando te das de alta en Ebrolis.

 

¿Hay algún límite de precio en los libros que recomienda Ebrolis? La mayoría no sube de tres euros, pero he visto algunos que pasan de los cuatro…

Mientras más barato mejor, obviamente. Tres euros es más o menos nuestro límite. Pero hay ciertas categorías en las que se complica mucho conseguir buenos libros a ese precio, sobre todo en no ficción. Buenas biografías o libros de divulgación científica suelen ser mucho más caros, por lo que sus ofertas también son más caras. Entonces un libro de divulgación por cuatro euros está súper bien.

 

Ebrolis ha catapultado decenas de libros autopublicados al top 100 e incluso al top 10 de Amazon. ¿Podrías citarnos alguno? Como escritor que eres, ¿cómo te hace sentir el ayudar a otros autores a difundir su obra con tan buenos resultados?

Puedes descargarte El Pozo de todas las Almas gratuitamente en versión Kindle. Fuente: Amazon.

Todas las semanas más de dos libros de los que promocionamos llegan al top 100 de Amazon. Ahora me viene a la mente uno que se llama El pozo de todas las Almas de Amaya Felices. Y muchos llegan también al top 10. Por ejemplo Cuando el amor es eterno de Caroline Mickelson subió al número dos de Amazon España hace poco.

Ayudar a otros autores es impresionante. Porque sinceramente antes de Ebrolis no había posibilidad de hacer algo así en el mercado hispano. Estaba el tema de compartirlo en redes sociales, pero el efecto nunca era tan bestia. Hemos creado algo que no existía y que ayuda a muchísima gente, y a mí me hace sentir que he contribuido de alguna manera al mundo de las nuevas herramientas para la literatura en español. Como sabes el mundo de los libros está cambiando mucho últimamente, y poder ser parte de ese cambio me hace sentir muy orgulloso.

 

La autopublicación es una herramienta que permite que los autores noveles y desconocidos pongan sus libros al alcance del público lector en un sector al que es muy difícil acceder. Pero la facilidad de publicación es un arma de doble filo, porque al final todo el mundo quiere publicar y termina habiendo un montón de obras de dudosa calidad en un mercado que, al final se satura. ¿Qué opinas al respecto?

Pienso que es una falacia eso de que no hay filtros en la autopublicación. Es solo que ahora los filtros están en manos de quienes realmente importa, que son los lectores. No es una persona en una editorial la que elige lo que les va a gustar a los lectores. Y, sin desmerecer el trabajo de las editoriales, estas llevan años sin poder predecir un best seller. Por cada súper ventas que publican, ¿cuántos libros más sacan que no venden absolutamente nada?

Hoy cualquiera puede publicar cualquier cosa pero, si eso que se publica es malo, no va a llegar a ningún lado. Entonces ¿qué mejor filtro que la misma persona a la que va dedicado el libro? Yo creo que la autopublicación en este momento, lo que está permitiendo es que cualquiera que quiera escribir tenga la posibilidad de llegar a los lectores, y que luego sean los lectores en sí quienes decidan qué está bien y que está mal.

En cuanto al mercado anglosajón, lo que está pasando es que la autopublicación se está volviendo cada vez más profesional. Te voy a dar un ejemplo visual y un poco frívolo, como es el tema de la portada de los libros. Si vos te metés a Amazon España, por ejemplo, hay muchos libros que tienen una portada no profesional. Esas cosas son cada vez más inadmisibles en el mercado anglosajón. De la misma manera la edición, por ejemplo. Si te parás a mirar los comentarios de los libros autopublicados, mucha gente se queja de que tienen faltas de ortografía, errores de tipeo, problemas de maquetación, etc. Eso porque el autor escribió el archivo, lo subió y ya está. Y está bien que la gente se queje. Porque en internet nosotros los autores tenemos la posibilidad de competir con cualquier otro escritor por los lectores. Pero si yo quiero competir, por ejemplo, con Dan Brown, tengo que tener la profesionalidad que tiene un libro de Dan Brown. Hay que volverse profesional. Porque al lector no le importa qué editorial publica un libro. Lo que le importa es la historia.

Ahora, si los escritores independientes no somos capaces de ponernos al mismo nivel que los autores editados por editoriales, entonces nos merecemos que la gente no lea nuestro libro, que nos miren como diciendo “estos no son capaces de escribir algo bueno y por eso se autopublican”. La mala reputación es real, pero existe por un motivo.

En el mercado anglosajón esto está cambiando muy rápidamente. Los autores entienden que tiene que haber una inversión económica detrás de un libro; porque si uno quiere competir con los grandes, tiene que estar a la altura. Entonces creo que vamos a ver un cambio enorme en el mercado hispanoparlante en ese sentido. Y luego ya está empezando a suceder que los autores que tienen mucho éxito como independientes van a ser reclutados por editoriales y publicarán de forma profesional.

 

Queremos una recomendación de lectura de Cristian Perfumo; si es a un precio asequible, mejor que mejor.

Esta es una pregunta muy difícil. Recomiendo un libro que leí hace poco y que me pareció muy bueno, Cicatriz, de Juan Gómez Jurado. Sé que no es una recomendación reveladora porque está teniendo mucho éxito y mucha gente lo conocerá, pero sí me parece que vale la pena mencionarlo porque es un libro que, a pesar de estar publicado por una editorial tiene un precio muy accesible. Y muchos quisiéramos escribir como lo hace Juan Gómez Jurado. Lo recomiendo 100%.

 

¿Y tú? ¿Lees libros recomendados por Ebrolis o eres más de esas preciosas ediciones en tapa dura? 😉

No, yo soy una persona que no tiene ningún tipo de apego al libro como objeto físico sino que estoy mucho más interesado en las historias. Creo que jamás me compré libros de tapa dura habiendo una edición de bolsillo, y con los ebooks lo mismo. Si hay un ebook disponible lo prefiero, y esto se acentúa mucho más porque yo vivo en Australia y cuando quiero leer en castellano no puedo irme a una librería. Así que prefiero el libro electrónico.

 

La última pregunta es un reto creativo. Como escribes thriller, te invito a resolver el siguiente caso:

La policía descubre un cadáver en un apartamento tras recibir una llamada anónima. La víctima es un joven de unos 30 años que no presenta signos de violencia física, y que tiene los labios pintados con carmín violeta. El apartamento está completamente en orden y la única evidencia de amenaza es una nota en un calendario que, en el día en el que se halló el cadáver, pone “Te lo advertí”. ¿Quién es el asesino y cuál es su móvil?

No es asesinato, sino un suicidio. Al muerto lo había dejado su pareja hacía tres meses, y en su ordenador se encuentran emails a la chica en un tono muy dramático y manipulador, diciéndole que no puede vivir sin ella, que cree que no va a poder aguantar, que por favor vuelva… La ex le responde a los primeros emails diciéndole que no la moleste más, que lo suyo se ha acabado. Él sigue insistiendo y sus emails cada vez se vuelven más exagerados. La fecha marcada en el calendario es la fecha del aniversario de ellos, cuando hubieran cumplido tres años juntos. El muerto era una persona muy posesiva y muy insegura, con varios problemas mentales. Y el carmín violeta es una de las cosas que le quedaron en su casa a ella; el tipo se lo puso él mismo para dejar claro por qué se suicida. Y es suicidio con pastillas, por lo que no hay signos de violencia física.

 

Pues muchas gracias por tu tiempo, Cristian. Te deseamos suerte con Ebrolis y con tus libros :).

Gracias a vosotros, ha sido un placer.


Y hasta aquí esta entrevista con Cristian Perfumo. Como usuaria de Ebrolis y lectora adicta recomiendo 100% este servicio, que me ha hecho descubrir unas cuantas historias interesantes y me ha permitido adquirir libros que llevaba meses persiguiendo a un precio ridículo. La interfaz no podría ser más sencilla y no recibirás más que un mail los jueves con los libros de las categorías que previamente hayas elegido. Ha tardado, pero la revolución del ebook en español ya está aquí. ¿Todavía no formas parte de ella?

Comparte si te gustóTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

Nací en la Tierra (desgraciadamente), pero tengo corazón idhunita y alma hyliana. Fan absoluta del género fantástico en todas sus vertientes, friki del anime, nintendera hasta la médula, darks y adoradora del metal. Si no sabes diferenciar entre un unicornio y un pegaso, mejor no te dirijas a mí.