Kingsman: Servicio Secreto… ¿el espía que me achuchó? (reseña)

Kingsman: Servicio Secreto ha tenido una gran acogida por parte de público y crítica. Fuente: facebook oficial

Kingsman: Servicio Secreto ha tenido una gran acogida por parte de público y crítica. Fuente: facebook oficial

FICHA TÉCNICA

Título original: Kingsman: Secret Service

Año: 2015

Género: Acción

Duración: 129 minutos

País: Reino Unido

Director: Matthew Vaughn

Reparto: Colin FirthTaron EgertonSamuel L. JacksonMichael CaineSofia BoutellaMark Strong


Acabada ya la época de los premios más importantes de la industria del cine tras la gala de los Oscars, este viernes pasado las carteleras acogían una de las películas más esperadas, Kingsman: Servicio Secreto. Uno de los aspectos que más me llamó a acudir al estreno de esta película, además de ver a Colin Firth en un registro bastante diferente al que nos tiene acostumbrados, era descubrir qué tenía este film de espías, basado en el cómic de Mark Millar y Dave Gibbons, para haber cosechado tan buenas críticas en un género que suelen ser bastante infravalorado. Y por supuesto, poder contároslo.

 

 

De espías ingleses va la cosa

Kingsman logra una potente mezcla entre el género de espías y la comedia, una fórmula, por otra parte, bastante utilizada, aunque no siempre con buenos resultados. Nos cuenta la historia de Harry Hart (Firth) un espía inglés que forma parte de una agencia internacional la cual, tras perder a uno de sus miembros, busca reclutar a su sustituto. Para ello cada uno de los Kingsman (miembros de la agencia) deberá proponer a un candidato y estos se someterán a un duro proceso de selección. Frente a la mayoría de candidatos, pertenecientes a pudientes familias británicas, Hart presenta a Eggsy (Taron Egerton), un joven de una modesta familia con un amplio historial de delitos menores al que juró proteger después de que su padre, otro miembro de la agencia secreta, le salvara la vida años atrás. Mientras tanto, un particular genio de la tecnología ha desarrollado unos dispositivos que amenazarán la seguridad mundial a niveles insospechados.

Samuel L. Jackson - Fuente: http://www.kingsmanserviciosecreto.es/

Samuel L. Jackson interpreta al peculiar malo Valentine. Fuente: web oficial (www.kingsmanserviciosecreto.es)

Si bien la trama no es la más novedosa que habréis visto, la película sí cuenta con unos personajes geniales, a cada cual mejor, entre los que podemos destacar:

Harry Hart (Colin Firth):Conocido entre los Kingsman como Galahad (sí, así son sus nombres en clave), Hart es uno de los mejores espías y tomará a Eggsy, hijo de un antiguo compañero fallecido, como pupilo.

Gary ‘Eggsy’ Unwin (Taron Egerton): Cuando tras robar un coche se encuentra en la cárcel sin muchas salidas decide acudir a aquel hombre que de pequeño le había prometido ayudarle.

Arthur (Michael Caine): jefe de la agencia secreta de los Kingsman.

Merlin (Mark Strong): mano derecha de Arthur y encargado de evaluar y asignar los vencedores en las distintas pruebas que realizan los candidatos a ser un nuevo agente secreto.

Valentine (Samuel L. Jackson): genio de la tecnología, con una peculiar relación con la violencia, cuya nueva invención amenazará a la Tierra. Este personaje es uno de las mayores puntazos de la película con un Samuel L. Jackson totalmente increíble.

Gazelle (Sofia Boutella): principal apoyo y ayudante de Valentine que destaca por sus grandes habilidades de lucha, especialmente con la utilización de sus piernas biónicas.

 

Colin Firth. Fuente: http://www.kingsmanserviciosecreto.es/

Colin Firth se sometió a un duro entrenamiento físico para este papel. Fuente: web oficial (www.kingsmanserviciosecreto.es)

Obvias reminiscencias

Llegados a este punto tengo que confesar que he tratado de no nombrarlo en esta reseña, porque es muy muy obvio, pero es necesario. Si de algún sitio toma su inspiración Kingsman es de James Bond: espía inglés, el Martini, el traje, los gentleman… Obviamente es así y en la propia película se nombra en alguna ocasión así que es algo que no sólo está presente, sino que es asumido ya no por esta película sino por un género que prácticamente se debe a este fenómeno. Sin embargo está claro que esta película tiene mucho más humor e incluso autoparodia que los films de 007. Así nos encontramos escenas totalmente irrisorias, escenas de acción cargadas de balas, muertes y hostias limpias seguidas de algún tipo de gag o toque humorístico, por lo general de la mano del personaje de Samuel L. Jackson.  Por todo ello, a la hora de comparar Kingsman quizás esté un poco más cerca de películas como las de Austin Powers, con una gran carga cómica.

Escena de Kingsman con Taron Egerton y Michael Caine. Fuente: http://www.kingsmanserviciosecreto.es/

Eggsy (Taron Egerton) y Arthur (Michael Caine). Fuente: web Oficial (www.kingsmanserviciosecreto.es)

En cuanto a los actores, hay tres que por nombre y trayectoria sobresalen: Colin Firth, Samuel L. Jackson y Michael Caine. El papel de este ultimo es mucho más secundario, pero los otros dos son el alma de la película. También es destacable especialmente el personaje de Mark Strong que va de menos a más, llegando a tener un papel importante hacia el final del film.

También hace un buen papel el portagonista más joven, Eggsy, interpretado por Taron Egerton. Desde luego fue una apuesta arriesgada dado lo poco conocido que es. Una servidora nunca lo había visto y la verdad, no lo hace mal. Carga con buena parte de la trama y, aunque estar arropados por actores como los ya mencionados ayuda, a mí me ha sorprendido. Tiene carisma y, aunque por el tráiler esperaba de él poco menos que una cara bonita, me retracto. Tiene un buen futuro por delante, y este año se ha dejado ver en producciones como Testament of Youth.

Estamos por tanto ante una película en la que las interpretaciones y los personajes tienen casi una mayor importancia que la trama en sí que, aunque no mala, si está llena de clichés de este género.

 

Aspirantes a Kingsman. Fuente: http://www.kingsmanserviciosecreto.es/

Los aspirantes a nuevo kingsman. Funte: web oficial (www.kingsmanserviciosecreto.es)

El peculiar papel de la banda sonora

La banda sonora, que corre a cargo de Henry Jackman y Matthew Margeson, es un elemento característico de esta película porque en muchas ocasiones sirve, por ejemplo, para quitar dramatismo a escenas que de otra manera lo serían, algo contraproducente para esta película. En otras creaba tanta tensión que era imposible que no se te escapara una risilla. Por tanto tiene un papel destacado, especialmente a la hora de darle un tono más cómico a ciertas escenas. Además de que también en este aspecto recuerda y mucho a otras películas de espías, especialmente en secuencias de alto ritmo.

Una de las canciones más conocidas de la banda sonora es la que se puede ver durante los créditos finales: “Get Ready For It” interpretada por la banda inglesa Take That.

 

Acción y humor a raduales

Si tuviera que definir esta película sería algo así: entretenimiento puro y duro. Y lo digo como un cumplido. Kingsman: Servicio Secreto te da: mucha acción, muchas risas y pasar un buen rato.

Se nota, y mucho, el gran papel del director Matthew Vaughn que tiene bastantes tablas en lo que a dirigir películas con grandes dosis de acción se refiere. Hay que tener en cuenta que ha dirigido Kick Ass y X-Men Primera Generación, ambas, en mi opinión, buenas obras en su género. Por lo tanto tenemos una película que, a pesar de tener bastantes clichés y una trama algo predecible, da al público lo que promete: grandes dosis de acción y humor, todo aderezado con un reparto de absoluto lujo.

Comparte si te gustóTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

Persona humana más perdida que Frodo en Mordor, sin Sam. Grandes obsesiones: ESDLA, HP, GOT, TWD, Supernatural, DC y Marvel (entre muchas otras). Me encantan las cosas apocalípticas. no sé si eso quiere decir algo.