Las películas favoritas de mi infancia

Beethoven

No conozco nadie a quién Beethoven no le haya robado el corazón – Fuente: Facebook Beethoven

Efectivamente Kultureta, en este blog nos gusta ponernos nostálgicos de vez en cuando… Vale, ¡muy a menudo! Y es que con motivo de la gala de los Oscars que se celebra esta madrugada (en Kulturetas tenemos porra oficial) hemos querido repasar las películas que más nos gustaban cuando éramos pequeños. Si llevas un tiempecillo visitando nuestra web sabrás que ya hemos hecho dos especiales de dibujos animados y series de la infancia, así que en un día como el de hoy, no podía faltar el repaso a nuestras películas favoritas de la infancia. ¿Coincidirán con las tuyas?

 

La pequeña Matilda

¿Cuántas veces habrás visto esta película Kultureta? ¡Cómo nos encantaba Matilda (1996)! Seguramente también te leíste la novela en la que estaba basada, escrita por Road Dahl. Y es que la niña era un auténtico genio, devoraba libros y además tenía poderes telequinéticos… Eso sí, ¡menudo desastre de familia! ¿Y qué me dices de la directora del colegio? Esa sí que tenía problemas… Matilda siempre será una de esas películas que recordamos con mucho cariño, y tanto éxito tuvo la historia de Matilda, que a día de hoy sigue siendo uno de los musicales de más éxito alrededor del mundo.

 

Te echaremos de menos, Robin

Por desgracia, uno de los actores que nos ofreció mil y un momentos geniales con sus películas ya no está entre nosotros. El pasado 11 de Agosto de 2014 Robin Williams ponía fin a su vida, y esta sí que fue una de esas muertes que dejan huella. Nos hizo estresarnos como nunca con ese “maldito” juego Jumanji (1995), nos hizo divertirnos con esa “cosa viscosa y verde” llamada Flubber (1997), y nos hizo reír y llorar al mismo tiempo con la adorable Señora Doubtfire (1993).

 

Adorados animalitos

Los número no engañan, y es que poner animales como protagonistas en cualquier película es un éxito seguro. ¿A quién no le robó el corazón Beethoven, uno más de la familia (1992)? Un amigo fiel que siempre estaba ahí para sacarte las castañas del fuego y aún por encima, ¡darte cariño! ¿Y qué me decís del adorable Babe, el cerdito valiente (1995)? Ese sí que pasaba el rato de aventura en aventura. Vamos, que nos ponían un animalillo y caíamos todos rendidos.

 

Michael Jordan feat. Bugs Bunny

Si hay una película que me dejó un poco desconcertada, esa fue Space Jam (1996). ¿Tú también la viste Kultureta? ¿Qué rayos era eso? Uno de los mejores jugadores de la historia del baloncesto se alía con los personajes de dibujos animados de la Warner Bros… Que conste que ¡me encantaba esta película! ¿Soy la única que piensa en este film cuando escucha el gran “I Believe I Can Fly” de R. Kelly?

 

¡Tengo un amigo fantasma!

Otra de las actrices que también se colaron en las películas de nuestra infancia fue Christina Ricci. Bien como Miércoles en una de mis sagas favoritas, La Familia Adams (1991), bien como aquella niña que se mudaba con su padre a una mansión encantada. ¿Y a quién conocía allí? Al mejor fantasma que ha existido en la gran pantalla, ¡Casper (1995)! Un niño que solo buscaba una amiga con quién jugar y que tenía el corazón más grande que la mansión entera. Eso sí, reconozco que a veces me daba un poquito de miedo…

 

Para miedo, ¡las brujas!

Sin ninguna duda puedo decir que “El Retorno de las Brujas (1993)” es una de mis películas favoritas de todos los tiempos. Madre mía Kultureta, ¡los recuerdos que guardo de este film! Creo que en la televisión aprovechaban para emitirla cuando se acercaban Halloween, (vamos, lo que hace ahora Cuatro todos los años con Sleepy Hollow). La primera vez que la vi no puede acabarla… ¡me daba demasiado miedo! Pero no sé, hay algo en esta película que me atrapaba siempre. ¡Ah! ¿Reconoces a Sarah Jessica Parker? La actriz de Sexo en Nueva York era una de las tres hermanas.

 

Lindsay por aquí, gemelas Olsen por allá

Creo que se puede decir sin problema que todos y cada uno de nosotros hemos visto alguna vez en nuestra vida Tú a Londres y yo a California (1998) de la pequeña Lindsay Lohan, y Dos por el precio de una (1995) de las gemelas Olsen. Estas son las películas que si las están emitiendo en televisión, jamás cambiaré de canal. ¡Son míticas! Con historias similares claro, pero aún así, enganchaban a más no poder. Aquí una servidora no puede evitar pensar en las gemelas Olsen cada vez que suena “I Feel Good” de James Brown. ¿Y qué me dices de aquella batalla épica en el comedor del campamento? ¡Qué recuerdos!

¿Te has puesto nostálgico Kultureta? ¿Te han entrado ganas de volver a ver alguna de estas películas? Entonces mi misión ha concluido con éxito… ¡Ah! No te creas que me olvido de las películas de animación que formaron parte de toda nuestra vida, ¿qué te parece si dejamos pendiente un especial Disney? Pero ahora es tu turno, quiero saber cuáles son las películas de tu infancia que te traen los mejores recuerdos. ¡Hasta la próxima!

Comparte si te gustóTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

Periodista, enamorada de la radio y de la industria de la música. Amante de la cultura pop, los charts internacionales, la comunicación, la pizza y las personas que expresan sus opiniones sin llamar basura a todo aquello que no le gusta. Si no tienes noticias de mi en días ... probablemente se deba a que Youtube me tiene secuestrada.