¿Quien ganará Eurovision 2016?

Eurovisión está a la vuelta de la esquina. FOTO: Eurovision Song Contest Facebook

Hoy se resolverá el misterio. FOTO: Eurovision Song Contest Facebook

Hoy se celebra el evento más importante del año. Sí, kulturetas, esta noche se celebra la gran final del festival de Eurovisión. Lo sé, no habéis dormido en toda la semana con la emoción.

Con tanto entusiasmo, es lógico que surjan las preguntas, y la que se hace todo el mundo es: ¿Quién se hará con la victoria? Dado que no hay forma posible de saberlo antes de las votaciones, solo nos queda especular, y para hacerlo con un poco más de certeza, he decidido revisar los datos ofrecidos por las casas de apuestas, ya que es más que probable que el ganador se encuentre entre los 5 primeros. Preparáos porque vienen curvas.

 

1. Rusia

En el número uno, prácticamente desde el principio, nos encontramos con la candidatura rusa. “You Are the Only One” es una buena noticia para los fans nostálgicos del europop de hace diez años; para el resto de la humanidad, no tanto. Los más interesante de la propuesta rusa sigue siendo su muy visual e impactante puesta en escena (Y Sergey está de toma, pan y moja, para que nos vamos a engañar).

Sin embargo, la posible victoria de Rusia y la posterior celebración del festival en dicho país, producirían un importante problema logístico debido a sus leyes anti LGBTA; una cuestión que se hizo especialmente patente tras el incidente que sufrió el representante israelí, Hovi Star, en un aeropuerto ruso.

 

2. Australia

Aunque siempre ha estado en el top 10, el verdadero interés sobre la propuesta de nuestros vecinos australianos vino después de su semifinal, cuando en las casas de apuestas despegó hasta el número 2. “Sound of Silence” es una apuesta totalmente distinta de la canción que presentaron el año pasado, “Tonight Again“; y tiene como mayor punto a favor la impecable técnica vocal de Dami Im.

La posible victoria de Australia no supondría que el certamen se celebraría en las antípodas, sino que otro país europeo sería el verdadero anfitrión.

 

3. Ucrania

De gran carga política, “1944” relata la expulsión de los tártaros de Crimea por parte de Rusia. Una de las favoritas desde el principio, Ucrania cuenta con una vocalista excepcional que, indudablemente, no hará otra cosa que darle puntos extras.

 

4. Francia

Hacía mucho tiempo que no se hablaba tanto de Francia como una muy posible favorita de cara a la final. Tras un pírrico resultado el año pasado y hasta rumores de abandonar Eurovision, el país vecino viene con intenciones de darle la vuelta a la situación. “J’ai Cherché” es una propuesta contemporánea y dinámica, que se ha granjeado muchos comentarios positivos y mucha envidia sana. Por si eso fuera poco, Amir es uno de los cantantes más carismáticos de la edición, aunque vocalmente se queda un poco corto.

 

5. Suecia

Las semifinales supusieron un batacazo histórico para los países nórdicos. En esta edición, su único representante será Suecia, que es, además, la anfitriona. Con el pase a la final asegurado gracias a su victoria en la anterior edición, tenemos a Frans y “If I Were Sorry”, una canción que, aparentemente, o odias, o amas. Personalmente, soy más partidaria de la primera opción, y mantengo que si cualquier otro país que no fuera Rusia o Suecia se hubiera presentado con semejante cosa, no pasaría de la vigésima plaza. Sin embargo, estamos hablando de Suecia, y siendo el único país nórdico de la final, parece difícil imaginar que no lograrán un buen puesto.

 

Entonces, ¿quién va ganar?

Bueno, es difícil hacer una apuesta segura. Este es un año complicado, no porque haya un nivel especialmente alto, sino porque hay muchas canciones de una calidad semejante y no parece haber un favorito claro.

La opción más segura, parece ser Rusia. La victoria de Australia sería bastante neutral, pero traería muchas preguntas sobre el anfitrión y, Ucrania, aunque con una propuesta fuerte, no la veo muy dispuesta a tener que invertir dinero extra para organizar el festival con la que el país tiene encima. Francia podría ser una buena ganadora y tiene la chispa para ello, pero su victoria va depender mucho de las habilidades vocales de Amir. Finalmente, dudo que Suecia vaya repetir victoria.

A día de hoy, podríamos decir que la victoria está en manos de Rusia, y solo veo a Australia y Francia, con posibilidades de arrebatársela.

¿Podría dar alguien la sorpresa? Nunca se sabe, pero a estas alturas parece bastante complicado. Si una propuesta no llamó la suficiente atención después de las semis, no va hacerlo ahora.

 

Pero ¿y España?

Hace un mes os dije que la candidatura española estaba justo en la décima plaza en las casas de apuestas. Por aquel entonces, Barei estaba en plena promoción y eso pareció notarse. Sin embargo, poco después, empezó a desinflarse hasta la décimo quinta y desde que comenzaron los ensayos, cambia todo el tiempo. La semana pasada, “Say Yay!” estuvo bailando indiscriminadamente desde el décimo quinto puesto hasta el vigésimo primero. Desde ayer parece haberse estabilizado en torno al décimo séptimo. Vamos, que podéis regocijaros porque no nos va tocar pagar más dinero.

Y esto es todo lo que podemos contaros por ahora. Esta noche conoceremos al verdadero ganador de Eurovision. ¿Será uno de estos cinco? ¿Dará alguien la sorpresa?

Comparte si te gustóTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

María Vilela. Planeta Tierra. Eso cuando no estoy en la TARDIS. Me gusta ver series, leer, el fútbol y la Nutella.