The Blacklist. Análisis 1ª temporada

Póster de la serie. Fuente: Facebook oficial (https://scontent-b-lhr.xx.fbcdn.net/hphotos-xpa1/v/t1.0-9/1185731_380996718694858_1854077900_n.jpg?oh=ba5b687c0073da429543981a0a65c6c8&oe=54DE3F06)e The Blacklist

Imagen oficial de la serie ‘The Blacklist con James Spader. Fuente: Facebook oficial

FICHA TÉCNICA

Título original: The Blacklist

País: EEUU

Año: 2013

Género: Drama, espías

Duración (capítulo): 42 minutos

Reparto: James Spader, Megan Boone, Ryan Eggold, Diego Klattenhoff, Harry Lennix, Parminder Nagra, Hisham Tawfiq


Raymond “Red” Reddington (James Spader) está entre los criminales más buscados por el gobierno de Estados Unidos. El FBI lleva años siguiendo pistas y rumores para dar con él hasta que, cierto día, lo logran. Pero no ha sido casualidad. Reddington quería que lo cogieran, quería entrar dentro de sus instalaciones y, antes de que el FBI comience a hacer preguntas, impone una condición. Sólo hablará con Elizabeth Keen.

Así comienza The Blacklist, una serie de espías con un enfoque diferente al habitual que emite la NBC en EEUU y Canal + en España y que en estos momentos está en  su segunda temporada.

 

¿Quién es ese hombre…?

Elizabeth Keen es una joven analista de perfiles que iba a empezar su primer día en el FBI cuando es llamada como intermediaria para tratar con el criminal Reddington. Ella no sabe nada de él, pero en el FBI enseguida sospechan. Todos se preguntan cuál es la relación entre ambos, cuál es el motivo de que éste la haya escogido a ella, pero ni ella misma lo sabe.

Mientras Reddington afirma que su único objetivo es dar caza a los terroristas y criminales con los que ha colaborado, todos ellos parten de una especie de “lista negra”, el FBI y la propia Liz tratarán de encontrar el motivo tras esta caza de brujas contra sus hasta ahora colaboradores; y el por qué de la elección de Liz.

Por tanto en The Blacklist tenemos a estos dos personajes como principal pilar: el criminal conocido como Red y la novata del FBI, Elizabeth Keen (Megan Boone). Aunque no nos engañemos.  El gran secreto o la gran baza de la serie tiene nombre propio: James Spader. El que pone la voz al villano Ultrón en la segunda película de Los Vengadores se hace con el control absulto de una serie que sirve para su disfrute y lucimiento. Conocido como un actor carismático y, porqué no decirlo, algo raro, ha vuelto a la primera plana por todo lo alto con esta serie y con un papel que le va como un guante.

Como personajes secundarios destacados tenemos al jefe de Elizabeth, Harold Cooper (Harry Lennix), a su compañero de trabajo, el agente Ressler (Diego Klattenhoff), y a su marido, Tom Keen (Ryan Eggold).

Imagen promocional de The Blacklist. Fuente: Facebook oficial (https://fbcdn-sphotos-h-a.akamaihd.net/hphotos-ak-xfa1/v/t1.0-9/309970_330736553720875_167533570_n.jpg?oh=9b4e592584b6f30b2244af9709d26286&oe=54D234F3&__gda__=1423055949_508408e804b74a8adca79ea6c51aeb09)

Imagen promocional. Fuente: Facebook oficial

 

Tachando nombres de la lista negra

MEgan Boone interpretando a Elizabeth Keen en The Baclist. Fuente: Facebook oficial (https://scontent-a-cdg.xx.fbcdn.net/hphotos-xfp1/v/t1.0-9/10421481_539595609501634_2559737394059189996_n.jpg?oh=19fff10d980689f6bbc24c2cbc8594f4&oe=5510E94B)

Elizabeth Keen (Megan Boone). Fuente: Facebook oficial

Como en muchas series del estilo, The Blacklist sigue la fórmula de tratar en cada episodio una historia con principio y final, que a su vez forma parte de una historia mayor. Así, en cada capítulo investigan y persiguen a un delincuente de la lista negra de Reddington, los cuales a su vez forman parte de un puzzle que los llevará a dar caza a un jefazo mayor. A una especie de archienemigo de Red, por decirlo de alguna forma. Esa es la trama central de la temporada.

Junto a esa trama hay otra paralela, en mi opinión la principal para el público: la relación entre los protagonistas. El misterio de su “obsesión” con la agente Keen. Ella no lo conoce, no sabe por qué ha recurrido a ella, así que esta será la gran incógnita de la serie. La evolución de su relación y el amor-odio que Keen siente por Reddington es lo que mantiene a los espectadores pegados a la pantalla cada semana.

Otro aspecto que destacaría es el cambio que se ve en la protagonista femenina. Con la llegada de Reddington la vida de Keen se revoluciona. Todo parecía perfecto: iba a adoptar un hijo con su marido, a empezar un trabajo como analista de perfiles en el FBI… y de repente se ve trabajando en otro departamento, mucho más peligroso, y los cimientos de su vida personal empiezan a tambalearse. Veremos a lo largo de la primera temporada una evolución y transformación brutal en este personaje que desembocará en una nueva Liz Keen en la segunda temporada. En mi opinión, el cambio es para mejor, ya que la personalidad del personaje hace que sea difícil conectar con ella al principio.

 

Un futuro incierto

Principales personajes. Fuente: Facebook oficial (https://fbcdn-sphotos-e-a.akamaihd.net/hphotos-ak-xfa1/v/t1.0-9/1911847_457722087688987_1574577346_n.png?oh=7b51d7e528a7709a3bae72779691baff&oe=5514DCD3&__gda__=1427423460_16adbfee87b567d2290f041cb482eec8)

Principales personajes. Fuente: Facebook oficial

The Blacklist no tiene problemas para continuar en cuanto a audiencia, pero en cuanto a trama, no lo veo tan claro. Uno de los problemas que se me plantean es que ocurrirá cuando se descubra qué es lo que une a los dos protagonistas, a Red y a Lizz, porque es lo que más juego da en la serie y lo que más da que hablar entre los fans. No podrán alargarlo mucho más allá de la segunda temporada. Por el momento me parece una serie con una fecha de caducidad próxima, pero a lo mejor me dan una sorpresa y saben encaminarlo bien.

Otro de los peros es el ritmo de la serie, de los capítulos, en ocasiones muy rápido, con muchas tramas que pueden desorientar un poco al espectador. Aunque también es cierto que siempre es mejor pecar por tener un ritmo elevado que por ser aburrido.

 

No para todos los gustos

La serie creada por Jon Bokenkamp no es perfecta, ni mucho menos. Tampoco creo que sea una serie que enganche especialmente con su capítulo piloto, pero una vez entras necesitas seguir, quieres saber cuál es esa relación. Si decides darle una oportunidad, ya no hay vuelta atrás, estás dentro.

Tengo que decir que al principio no me convencía Megan Boone, pero durante la serie ha mejorado mucho su interpretación y además el personaje evoluciona muy bien. Personalmente me está gustando más en la segunda temporada (que se está emitiendo en estos momentos) y he logrado conectar muchísimo con ella. Quién me lo diría al principio.

Por tanto, ¿recomiendo The Blacklist? Mmm… no a todo el mundo.  Te tiene que gustar mucho el género y, sobre todo, el protagonista; además de tener que armarte de grandes dosis de paciencia. Yo la veo y me gusta, pero reconozco que tiene pegas, aunque a partir de determinado momento engancha y mucho. El personaje de Spader, criminal despiadado a la vez que tierno y protector con la protagonista, tiene mucho tirón.

 

Comparte si te gustóTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

Persona humana más perdida que Frodo en Mordor, sin Sam. Grandes obsesiones: ESDLA, HP, GOT, TWD, Supernatural, DC y Marvel (entre muchas otras). Me encantan las cosas apocalípticas. no sé si eso quiere decir algo.