Uzumaki: la obsesión por las espirales (reseña)

uzumakin01g

Portada del primer tomo de la serie. Fuente: www.tiendascosmic.com

FICHA TÉCNICA

Título original: Uzumaki

Autor: Junji Ito

Género: horror

Fecha de publicación: 1998-1999 (finalizado)

Volúmenes: 6

Editorial: Planeta DeAgostini

 


Si para mí hay un género difícil en cualquier obra cultural, ese es el terror. ¿Cómo despertar el miedo en el público? Y es que aunque el cine siempre ha partido con cierta ventaja sobre otros formatos, al jugar con información visual, creo que también ha maltratado mucho el género. Limitarse a repartir sustos apoyándose en una música estruendosa para mostrar imágenes desagradables ya no tiene mucho mérito, y los amantes del horror como yo somos muy felices cuando encontramos obras que realmente consiguen empaparnos el cuello de sudor. Y por eso hoy os voy a hablar de un manga que es una obra maestra en sí misma: Uzumaki.

 

Una obra retorcida

Junji Ito comenzó a publicar esta historia en 1998, y me atrevo a decir que jamás pensó que se convertiría en un título tan imprescindible con el paso del tiempo. Ito nos cuenta la historia de Kurôzu-cho, un pueblo en el que empiezan a darse extraños sucesos en relación con las espirales. Sí, queridos lectores, habéis leído bien: el origen de todo mal está relacionado con esta peculiar figura geométrica y no con fantasmas, asesinos, objetos malditos o cualquier otro tópico del género que se os ocurra.

Estos extraños sucesos son narrados a través de nuestra protagonista, Kirie Goshiwa, una joven estudiante que será testigo de las situaciones más inverosímiles que os podáis imaginar. Kirie sale con Shuichi, que estudia en otra ciudad y que es el primero en darse cuenta de la magnitud de los acontecimientos que atañen a Kurôzu-cho. Quizás por pasar tiempo fuera del pueblo es el que percibe con mayor claridad la influencia de las espirales en las demás personas.

La fantasía más disparatada y el terror más instintivo son las claves de este manga, en el que no faltan muertes bizarras ni el gore más ilustrativo. Y aunque en Japón la historia se publicó originalmente en tres tomos, Planeta DeAgostini dividió cada uno en dos para formar así seis libros. A pesar de que se debe a motivos meramente económicos, tengo que decir que tal decisión no resulta tan desacertada para la historia. De este modo, los cuatro primeros tomos nos cuentan episodios con escasa relación entre sí, por lo que si no nos convence uno de los libros quizás lo haga el siguiente. Mención especial al libro número cuatro por haber llegado un paso más allá de lo enfermizo.

 

Conviértete en espiral

Una vez puse mis manos en el primer tomo, devoré los cinco restantes casi sin pestañear. Y sin darme cuenta, Ito logró que aquella obsesión por las espirales que retrataba en la historia transpasara las páginas del manga y afectasen incluso a mi vida diaria. Y es que ahí reside la verdadera técnica en las historias de terror: que el miedo y la sensación de desasosiego no terminen con la obra, sino que logren afectarnos en la vida real. ¿Y qué mejor que las espirales para no olvidarnos de este manga?

A pesar de que el final de Uzumaki quizás no resulte visualmente tan potente o retorcido como hubiese gustado a muchos, hay que admitir que Junji Ito logró desbordar el colmo de los trastornos mentales. Para mí, los dos últimos libros tienen tanto de inverosímiles como de trastornantes; tan extraños y a la vez tan reflexivos.

Mi veredicto es claro: si tuviese que elegir un manga de terror con el que irme a una isla desierta, éste sería sin duda alguna el elegido. Su atractiva historia y esos recursos de horror tan bien utilizados, junto a un dibujo extraordinario y detallista convierten a Uzumaki en un título intocable.

Y tú, ¿a qué esperas? ¡Conviérte de una vez en espiral!

 

 

 

 

Comparte si te gustóTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

Periodista musical en potencia y community manager. Creo que he visto todos los vídeos de gatos por haber en Youtube. ¡El Rey en el Norte!