Yaoi entre bambalinas (reseña Love Stage)

http://cartoon.upyim.com/love-stage-%E0%B8%95%E0%B8%AD%E0%B8%99%E0%B8%97%E0%B8%B5%E0%B9%88-1-%E0%B8%8B%E0%B8%B1%E0%B8%9A%E0%B9%84%E0%B8%97%E0%B8%A2/

Izumi y Ryoma. Fuente: upym.com. Todos los derchos reservados a J.C Staff

Título original: Love Stage

Director: Kenichi Kasai

Autor del manga: Eiki Eiki (historia) y Taishi Zao (ilustrador)

Fecha de estreno: Julio de 2014

Género: Yaoi

Desarrollador: J.C. Staff

Seiyuus: Tsubasa Yonaga (Izumi Sena); Takuya Eguchi (Ryoma Ichijo); Daisuke Hirakawa (Rei Sagara); Daigo (Shogo Sena)

 


Hace bien poco que ha tocado a su fin una de las propuestas yaoi de la temporada de verano: Love Stage.

Empecé a verla atraída por el diseño, aunque sin demasiadas esperanzas de encontrar una buena historia. Pero lo cierto es que logró engancharme. Sus diez capítulos se me hicieron cortos y terminé con ganas de más, aunque debo admitir que su OVA me gustó bastante menos.

 

Un típico yaoi con personajes peculiares

Love Stage presenta el argumento clásico de los yaoi: chico se enamora de otro chico. Chico 2 al principio se niega pero termina por caer ante los encantos de Chico 1. En este sentido el anime no trae ninguna novedad.

Nos narra la historia de Izumi Sena, segundo hijo de una familia de artistas. Sus padres quieren que entre en el mundo del espectáculo, pero Izumi tiene otros planes: él es un otaku friki hasta la muerte y su sueño es convertirse en mangaka.

De hecho, Izumi descubrió su alergia a los escenarios de niño, al hacer el rol de chica en un anuncio de una empresa de bodas. Diez años después, su familia le medio obliga a participar en un nuevo comercial de dicha empresa, haciendo el papel de la misma chica. Su mundo termina de desbaratarse en el rodaje, cuando el popular actor Ryouma Ichijou se le declara, creyéndolo mujer. Cuando descubre la verdad Ryouma se echa atrás, pero no le será tan fácil olvidarse de la persona de la que lleva enamorada diez años.

El resto del anime nos mostrará la divertida evolución de la relación Izumi-Ryouma, aderezada con el ir y venir de algunos hilarantes personajes secundarios, destacando a Shougo, el hermano sobreprotector de Izumi; o el ultra-preocupado Rei Sagara, asistente de los Sena y con un intenso complejo de padre hacia el benjamín de la familia.

 

Anime rosa con risas aseguradas

Love Stage es un anime ligero, para pasar el rato y en el cual no encontrarás una historia novedosa. Es más, en algunos momentos se pasa de rosa. Pero su tono happy, su fantástico humor muy a lo japonés y sobre todo sus protagonistas te enamorarán. Te reirás con todas las movidas que le ocurrirán al desastroso aunque adorable Izumi, cuyo carácter caprichoso e introvertido supone uno de los principales atractivos de la serie.

También entrañables resultan los incansables y honestos esfuerzos de Ryouma por conquistarlo. Todo ello rodeado de un aura inocente y alegre, un tanto ñoña, más característica de animes shoujo que de los yaoi.

Claro que no hay anime sin fallos, y Love Stage no es ni de cerca la excepción. Tiene cuatro o cinco personajes secundarios a los que prácticamente ignora y a los que trata de darle cierta profundidad en los dos últimos capítulos (¿para qué? ¡A estas alturas ya no nos interesan!). Los padres de Izumi se pasean de aquí para allá sin una función concreta en la historia, pues el papel de progenitor ya lo tiene Rei. Además la serie está llena de clichés. Las únicas novedades interesantes son la ambientación y ese tono light nada propio de los yaoi, que suelen tirar más hacia lo erótico.

 

El yaoi de los fondos rosas

El diseño es otro de los puntos fuertes de Love Stage. Tiene un dibujo francamente bueno y llamativo, con colores intensos y personajes muy atractivos. Aunque también es cierto que peca de difuminar los fondos en colores rosa y pastel cada vez que hay alguna escenita un poco romántica/emotiva.

Resulta curiosa la censura en las escenas sexuales, en las que los cuerpos de la pareja en cuestión se vuelven azules o rosas, fundiéndose con un fondo de nubes o pompas flotantes, con todo el descaro del mundo. Nunca había visto esta clase de recursos visuales, siendo mucho más típicas de los yaoi las escenas muy insinuantes, en las que no se ve, pero se intuye.

Caputra de pantalla de love stage. Todos los derechos reservados a J.C. Staff

Captura de pantalla. Todos los derechos reservados a J.C. Staff.

 

Banda sonora

La banda sonora de un anime tan colorido y cuqui como Love Stage no podía sino ser alegre. Tanto el opening (Lovest, de la banda Screen Mode) como el ending (Click your heart, de Kazutomi Yamamoto), son bastante festivos. El resto del soundtrack da el pego para la serie que es.

Y no me quedaré tranquila sin mencionar a los seiyuus de Izumi y Shougo, Tsubasa Yonaga y Daigo Naito, respectivamente. Sus voces, por peculiares, me han encantado.

 

Tras las bambalinas

Antes de criticar cualquier anime hay que atenerse a lo que se puede esperar de él. Si buscas un anime con una historia lograda, un argumento profundo y que te haga romperte la cabeza con existencialismos mejor no escuches ni el opening de Love Stage. Si por el contrario quieres pasar el rato con algo ligero, divertido y tierno, y además te encanta el buen diseño, entonces dale una oportunidad.

¡Y no me vengáis discriminando a Love Stage por ser yaoi! ¡Que los dibujos animados también tienen derecho a ser gays!

Comparte si te gustóTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

Nací en la Tierra (desgraciadamente), pero tengo corazón idhunita y alma hyliana. Fan absoluta del género fantástico en todas sus vertientes, friki del anime, nintendera hasta la médula, darks y adoradora del metal. Si no sabes diferenciar entre un unicornio y un pegaso, mejor no te dirijas a mí.